La salud no lo es todo pero sin ella todo lo demás es nada

Patologías

El sufrimiento mental no tiene edad y sabemos que se puede sufrir por una gran variedad de síntomas en el día a día, ya sea por conflictos en relación a nosotros mismos o en relación con las personas que nos importan.

 

Cuando el dolor emocional es tan alto y está tan “desorganizado”, que ni se puede pensar ni comprender, el cuerpo suele hacerse cargo de “tramitar” parte de ese dolor, surgiendo así la patología psicosomática, de alta prevalencia en nuestra sociedad actual.

La patología psíquica abarca una amplia escala en cuanto a la intensidad del sufrimiento psicológico que puede llegar a padecer el ser humano, pudiendo ser este dolor desde leve hasta altamente traumático.

 

La causa más común por la que las personas consultan, es la persistencia de las dificultades de relación en la vida personal, familiar y profesional.

 

Ana María Martín Solar

Principales motivos de consulta psicológica

Adicciones

La adicción es una patología en la que se involucra tanto el malestar psicológico como el físico y en la que se desarrolla una dependencia a menudo absoluta en diferentes áreas. La adicción conlleva la sensación de no poder dejar de hacer algo perjudicial que se vuelve indispensable para poder sobrellevar las tareas cotidianas.

 

Áreas adictivas:

 

· Sustancias tóxicas (alcohol, tabaco, hachís, cocaína, opiáceos, benzodiacepinas, psicofármacos en general…)

· Nuevas tecnologías (Internet, smartphones…)

· Dependencia emocional

· Comida

· Sexo

· Compras

· Juego

· Mentira (mitomanía)

· Robo (cleptomanía)

 

Acoso

En sí mismo, el acoso no es una enfermedad psíquica, pero si es una situación que puede producir un alto malestar psicológico, como episodios depresivos o una elevada ansiedad. Conlleva abuso emocional y maltrato psicológico.

 

Tipos de acoso:

 

· Laboral (Mobbing)

· Escolar (Bullying)

· Sexual

· Familiar

· Cyberacoso

 

Crisis del desarrollo vital

A lo largo de la vida, las personas atraviesan diferentes etapas evolutivas que comportan cambios fundamentales, tanto corporal como mentalmente. Dichos cambios afectan directamente al deseo vital, influyendo en la forma de amar, así como en la de trabajar (amor y trabajo).

 

La buena resolución de estas etapas, entendiéndolas y aceptándolas, es clave para tener una buena calidad de vida, a pesar del paso de los años, o quizás, gracias a ellos.

 

Etapas de transición evolutiva:

 

· Pubertad

· Adolescencia

· Madurez

· Menopausia

· Andropausia

· Senectud

 

Duelos y pérdidas

Toda pérdida (de un ser querido, de un trabajo, de una ilusión, de un divorcio, de un amigo, de un cambio de país o de la transición que implican los cambios) conlleva un duelo para poder elaborar mental y emocionalmente el sufrimiento de aceptar lo que ya no se tiene.

 

El proceso de duelo puede ser normal o patológico. El duelo patológico ocurre cuando resulta intolerable y casi imposible, aceptar y asumir esas pérdidas, quedándose las personas atrapadas en una situación de gran bloqueo emocional.

 

Depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que puede ser transitoria o permanente, pudiendo llegar a convertirse en crónica.

 

Tal como expresa el origen latino de la palabra, opresión, encogimiento y abatimiento, definen muy bien el estado de ánimo depresivo. Las personas deprimidas refieren profundos sentimientos de insatisfacción y de vacío, acompañados de sentimiento de tristeza, infelicidad y culpabilidad. El sentimiento de culpa, está claramente asociado a los estados depresivos. Por ello, una de las claves del éxito de la superación de la depresión, está en muchas ocasiones, en entender el origen de esa culpa y poderlo relacionar con el malestar actual en el presente.

 

La psicoterapia y el psicoanálisis se presentan como tratamientos psicológicos altamente válidos y eficaces para poder vencer la depresión.

 

Fobias y miedos

La fobia como temor o miedo desmesurado a un objeto, animal o situación concreta, puede llegar a convertirse en un síntoma muy discapacitante a la hora de realizar las tareas cotidianas de la vida. Las personas fóbicas, principalmente, se manejan a través de la evitación y/o la huida, lo que suele generar un funcionamiento en forma de bucle, que cuando es muy persistente puede terminar favoreciendo el aislamiento social.

 

Los ataques de pánico o ataques de ansiedad suelen desatarse ante una situación de gran intensidad fóbica.

 

Las inhibiciones y los bloqueos emocionales suelen asociarse también a funcionamientos fóbicos, lo que suele entorpecer en muchas ocasiones, el desarrollo personal y profesional de forma clara.

 

Patología psicosomática

Hoy en día, apenas se pone en duda que en toda patología, los aspectos corporales y los mentales se encuentran de una u otra forma entrelazados.

 

Hay una alta evidencia científica de que cuando “algo” en el funcionamiento mental fracasa y el sufrimiento emocional es tan elevado que no se puede pensar ni elaborar, éste puede descargarse a través del cuerpo.

 

Es decir, cuando una persona “somatiza”, expresa físicamente su dolor psicológico.

 

Trastornos psicosomáticos:

 

· Cardiovasculares: hipertensión, enfermedad coronaria, taquicardia, arritmias cardíacas episódicas, enfermedad de Raynaud, cefaleas migrañosas.

· Dermatológicos: prurito, eccema, acné, psoriasis.

· Endocrinos: hipertiroidismo, hipotiroidismo, síndrome de Cushing.

· Gastrointestinales: síndrome de colon irritable, colitis ulcerosa, úlcera péptica, dispepsia funcional.

· Inmunológicos: Afectación del sistema inmunológico – inhibición de las defensas (cáncer, VIH, alergias, artritis reumatoide y enfermedades de tipo infeccioso).

· Musculares: cefaleas tensionales, tics, temblores, lumbalgias, contracturas, alteración de los reflejos musculares.

· Respiratorios: alergias, asma bronquial, síndrome de hiperventilación, alteraciones respiratorias.

· Sexuales: impotencia, eyaculación precoz, eyaculación retardada, coito doloroso, vaginismo, disminución del deseo sexual.

 

Trastornos de diferentes naturalezas...

Los trastornos psicológicos abarcan un gran espectro, dependiendo de qué áreas del funcionamiento biológico y mental de las personas estén comprometidas.

 

Tipos de trastornos:

 

· Trastornos de ansiedad

· Trastornos de personalidad

· Trastorno obsesivo-compulsivo

· Trastornos del sueño

· Trastornos de la alimentación

· Trastornos adaptativos a enfermedades médicas

· Trastornos afectivos

· Trastornos resistentes a otros tratamientos

· Trastornos de conducta

· Trastornos sexuales